noticias2ok

TARJETAS CON CHIP

NUEVA YORK (The New York Times).- Muchos comerciantes ven su vida desarrollarse en cámara lenta cuando procesan las tarjetas de crédito: para combatir las transacciones fraudulentas, la industria minorista está dejando atrás la tradicional banda metálica en favor de chips de computación incrustados en las tarjetas. Y con este medio de pago, las transacciones parecen ser más lentas.

La tecnología del chip, conocida como EMV (por Europay, MasterCard y Visa) existe desde hace décadas en Europa. Pero en octubre pasado, en EE.UU. los bancos hicieron responsables a los comerciantes de los riesgos con compras hechas con tarjetas de crédito falsificadas. Y eso obligó a muchos a actualizar sus equipos para leer chips, que tienen mejor seguridad que la banda magnética. Para fin de este año, alrededor de 80% de las tarjetas de crédito deberían incluir chips, según un informe de la compañía de prevención de fraudes Iovation y la firma de estudios de mercado Aite Group.

En el caso de las tarjetas con chip, para la mayoría de las transacciones hay que meter el plástico en una ranura y esperar a que se apruebe la transacción para sacarla y firmar el recibo. Los pagos móviles, en tanto, podrían ser una alternativa más rápida. Algunas de las compañías tecnológicas más grandes -Apple, Google y Samsung Electronics- han lanzado tecnologías de billetera móvil en los últimos dos años, aunque es un producto de nicho. En Estados Unidos solo 0,2 % de las ventas en tiendas se hicieron con teléfonos durante 2015, según una encuesta de la firma eMarketer.

Al probar las tarjetas con chip y cada uno de los servicios de pagos móviles en tres tiendas diferentes: Walgreens, BevMo y Nancy Boy (un pequeño comercio en San Francisco) resultó que las billeteras móviles por lo general resultaron mucho más rápidas que las tarjetas con chip: las transacciones pueden tardar menos de tres segundos, contra 8 o 10 segundos de la tarjeta con chip.

¿Qué pasa con la tarjeta? Cuando uno la inserta en la ranura, el chip genera un código por única vez que se envía al banco por una red. El banco confirma el código y envía la verificación de regreso a la terminal. Con las billeteras móviles sucede básicamente lo mismo. Generan una señal que es aprobada por los bancos.

Stephanie Ericksen, ejecutiva de Visa que trabaja en soluciones de seguridad para nuevas tecnologías de pago, dice que la lentitud del chip es en gran medida solo una cuestión de percepción. El tiempo de transacción para el pago móvil y el pago con tarjeta con chip es en lo esencial el mismo y la diferencia está en la espera con la tarjeta en la ranura. Visa está respondiendo a esa percepción con Quick Chip. Es básicamente una actualización de software que permitirá a las terminales indicar al cliente que introduzca la tarjeta y la retire inmediatamente. Mientras tanto, las billeteras móviles tratan de ajustarse para dejar de ser de nicho.

About admin

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *